Los nuevos hunos en la industria del “like”

En la era de la información digital, donde el contenido es rey, la tragedia humana a menudo se convierte en una fuente de renta  y sensacionalismo. Es una suerte de amarillismo,  que antes se expresaba en la  venta de  periódicos y revistas a partir de titulares espectaculares, pero que no se sustentan en el relato ofrecido, mientras que ahora busca visualizaciones y “likes” monetizados.